jueves, 27 de noviembre de 2014

RECOMENDACIONES POR INUNDACIONES

RECONMENDACIONES ANTE INUNDACIONES:
Medidas a adoptar en tu vivienda
Antes del período de lluvia
Si resides en zonas potencialmente afectadas por las inundaciones, prepárate para una eventual emergencia tomando una serie de medidas que te ayudarán a paliar los efectos de este tipo de riesgos.

No estaciones vehículos ni acampes en cauces secos, ni a la orilla de ríos, para evitar ser sorprendido por una súbita crecida de agua o por una riada.
Ten en casa preparado un botiquín de primeros auxilios y aquellos medicamentos que usan permanente o esporádicamente todos los miembros de la familia.
Retira del exterior de la vivienda aquellos objetos que puedan ser arrastrados por el agua.
A fin de evitar contaminaciones, coloca los productos tóxicos (herbicidas, insecticidas, etc.), fuera del alcance del agua.
Revisa periódicamente el tejado y bajadas de agua, y elimina toda acumulación de escombros, hojas, tierra, etc., que puedan obstaculizar el paso del agua al alcantarillado, la cuneta o acequia próxima a tu vivienda.
Ten previsto un lugar donde colocar fuera del alcance de las aguas los bienes y objetos de valor: muebles, vestuario, documentación personal, etc., en los puntos más altos de la vivienda.
Ten preparadas una linterna, una radio y pilas secas y cargadas. Es posible que las autoridades utilicen la radio para comunicarse con la población en caso de emergencia.
Ten localizado el lugar más alto de la vivienda y estudia la forma de acceder a él.
Todos deben conocer:
La señal de alarma.
Vías y lugares de evacuación.
Puntos de concentración.
Medios a utilizar.
Persona que deberá permanecer en la vivienda, siempre que las circunstancias lo permitan.
Enseres que debe transportar cada miembro de la familia, así como documentación que lo identifique.
Así como colaborar en todos los preparativos
Durante el período de lluvias
Cuando se avisa de una emergencia:

Has de estar permanentemente informado. Presta atención a la señal de alarma convenida y sintoniza la emisora local o la televisión para obtener información del Centro Meteorológico o de Protección Civil.
En caso de emergencia, sigue las pautas de autoprotección; ayudan a tomar decisiones que pueden favorecer tanto tu seguridad como la de los demás.
Si tienes que viajar, procura circular por carreteras principales y autopistas.
Si te encuentras en el campo, aléjate de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando, a su vez, atravesar vados inundados. Diríjete, por el contrario, a los puntos más altos de la zona.
Medidas a adoptar en tu vivienda:

Usa el teléfono únicamente para informar a las autoridades.
Desconecta los aparatos eléctricos. Utiliza económicamente alimentos y material de calefacción.
Si llegara a inundarse la vivienda, abandona cuanto antes los sótanos y plantas bajas y desconecta la energía eléctrica utilizando, preferentemente, linternas para el alumbrado.
Prepárate para abandonar tu vivienda y acudir al lugar preestablecido si consideras que tu vida está en peligro o así lo ordenan las autoridades competentes.
Si tienes que abandonar tu vivienda:

Lleva los documentos de los integrantes del grupo familiar, botiquín, alimentos, ropa de abrigo y objetos valiosos poco voluminosos, linterna y radio de pilas secas.
Desconecta la electricidad, el gas y el agua. No toques los aparatos eléctricos si están mojados.
Cierra y asegura las ventanas y puertas para que no puedan ser destruidas por vientos fuertes, el agua, objetos volantes o escombros. Cierra la puerta o puerta de acceso a la vivienda.
Notifica vuestra llegada a la autoridad local y vuestros datos personales (nombre, domicilio, lugar de origen y personas que os acompañan).
Al llegar a vuestro destino:
Si os alojáis en domicilio particular, no olvidéis ser cuidadosos en el respeto a la - intimidad y costumbres de la familia que os alberga. Esmeraos en el trato de todo aquello que pongan a vuestra disposición.
Si os alojáis en un albergue colectivo, respetad al máximo las normas sociales de convivencia y las instrucciones que recibáis.
Sed siempre, en todo caso, solidarios con los demás y cuidadosos con los que estén a vuestro cargo.
No propagues rumores o informes exagerados de los daños.
Después de la emergencia
Autorizado el retorno a la vivienda deberás tener en cuenta lo siguiente:

Efectúa una inspección previa por si hubiera riesgo de derrumbamiento.
Abstente de beber agua que no reúna todas las garantías higiénicas.
Retira rápidamente, para su adecuada eliminación, los animales muertos en la inundación.
Sigue rigurosamente las normas sanitarias y de higiene en la limpieza y alimentación, dictadas por la autoridad correspondiente.
Comienza la limpieza por las zonas altas.
Deposita en las aceras o calzada, sin entorpecer la circulación, los enseres que resulten inútiles.
Ayuda a los equipos de salvamento y limpieza en la tarea de desescombrar el tramo de vía pública colindante con tu vivienda.
Si vas conduciendo
Evita viajar de noche, los peligros son más difíciles de detectar.
Infórmate a través del Centro Meteorológico o Protección Civil de los riesgos de lluvias fuertes o torrenciales en las zonas a las que te piensas desplazar.
A través de las emisoras de radio locales pueden llegarte instrucciones acerca de posibles avenidas. Mantén el contacto con ellas.
Conoce dónde se encuentran los lugares altos y cómo llegar hasta ellos rápidamente.
Prepárate para abandonar el coche y dirígete a las zonas más altas:
Si el agua empieza a subir de nivel en la carretera.
Si el vehículo está sumergiéndose en el agua y encuentras dificultades en abrir la puerta, sal por las ventanillas sin pérdida de tiempo.
Lugares inundados
Evita cruzarlos en automóvil.
Si te sorprende una inundación en tu vehículo, recuerda que debes ir con velocidad corta y avanzando muy despacio para que el agua no salpique el motor y pueda pararlo. Los frenos no funcionan bien si están mojados, por lo tanto, compruébalos varias veces después de cruzar.
No es aconsejable, aunque conozcas perfectamente su trazado, avanzar con tu vehículo por una carretera inundada o cruzar un puente oculto por las aguas; la fuerza del agua podría arrastrar el vehículo e incluso la carretera puede estar fuera de servicio.
Presta atención a los corrimientos de tierra, socavones, sumideros, cables de conducción eléctrica flojos o derribados y, en general, a todos los objetos caídos.
Otras recomendaciones
Se deben evitar:

Pequeños edificios, graneros, cobertizos.
Tiendas de campaña.
Automóviles descapotables.
Son peligrosos:

Campos de golf, terrenos deportivos y campo abierto.
Pista de tenis y aparcamientos.
Piscinas, lagos y costas marinas.
Maquinaria agrícola.
Cercanía de cables aéreos, alambradas y vías de ferrocarril.
Recuerda
Las emisoras de radio y televisión te facilitan información del Centro Meteorológico y de Protección Civil. Préstales atención.
Asegúrate una radio y linterna a pilas de repuesto.
No propagues rumores o informaciones exageradas sobre la situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada